Solarium
Rayos UVA              

En la actualidad, el tener una piel bronceada durante todo el año, aparte de dar un aspecto de salud y belleza, es signo de llevar una vida social activa y dinámica, por consiguiente debemos marcarnos un calendario de RAYOS UVA para todo el año.
Las radiaciones del solárium se pueden dosificar, mientras que las radiaciones solares están sometidas a fuertes variaciones, de estas radiaciones incontroladas debemos defendernos con protectores solares. En una sesión de bronceado artificial la radiación es controlable en cuanto a su tipo (UVA y UVB), tiempo y potencia, con ello conseguimos un tono de piel más atractivo y saludable.

Ya que tomamos RAYOS UVA para conseguir un beneficio estético, debemos tener en cuenta que existen una serie de ventajas respecto a la radiación solar, y son las siguientes:

  • Resulta mucho más seguro que la exposición directa a la radiación solar.
  • 2 ó 3 sesiones a la semana reduce la sensibilidad de la piel, ya que el bronceado no es otra cosa, que la respuesta inmunitaria contra las radiaciones solares.
  • La radiación UV activa la descarga de hormonas neurológicas, mejorando el estado de ánimo.
  • Los rayos UV, especialmente los UVB activan la producción de vitamina D en el cuerpo.
  • Los rayos UV resultan eficaces en enfermedades cutáneas crónicas como, psoriasis, acné, etc.
  • Reduce el riesgo de contraer infecciones, ya que refuerza el sistema inmunológico.

En nuestro centro te aconsejamos que antes de exponerte a los RAYOS UVA te prepares la piel con una exfoliación e hidratación corporal para lucir un bronceado más uniforme, al eliminar las células muertas de la piel y favorecer su renovación.